Cómo usar el secador de pelo bien y no parecer Pumuki

Cómo usar el secador de pelo bien y no parecer Pumuki

Pregunta existencial: ¿Deberías usar el secador?

Si quieres tener un mayor control sobre el estilo de tu pelo, deberías usarlo. Si quieres más volumen, sobre todo si tienes el pelo muy fino, sí, deberías utilizarlo. Si quieres secarte el pelo pero no crees en las toallas, sí, deberías usar el secador.

La siguiente pregunta es: ¿Cómo utilizar el secador? ¿Cómo maximizar su potencial y sus resultados o durante el proceso? Vamos a contestar a todo ello.

Primero, lávate el pelo y sécalo con una toalla

Cómo usar el secador de pelo bien y no parecer Pumuki

No quieres que los productos que utilizaste ayer interfieran en tu estilo de hoy, por eso, necesitas lavarte el pelo o, por lo menos, enjuagarlo y acondicionarlo. A continuación, sécalo con una toalla para que no esté empapado cuando empieces a usar el secador. Necesitas que el pelo esté en ese punto en el que dejarías que se secase al aire libre, es entonces cuando comienza el proceso de utilizar el secador. También, es cuando debes aplicarte tus productos de pelo favoritos, uno de los que funcionan en cabellos húmedos como las pastas o las cremas.

Usa un producto que proteja del calor

La principal amenaza al usar el secador es el daño por el calor, muchos salones han creado productos de ingeniería que protegen el pelo de este daño (y de la exposición a los rayos UV, también). Algunos funcionan para acondicionar, mientras que otros se pueden mezclar con tu acondicionador habitual para cumplir esta función. Los bálsamos y protectores de Oribe o el protector en spray de Living Proof pueden aplicarse antes de usar el secador. El primero actúa como un moldeador de fijación flexible y sirve tanto para cabellos rizados como lisos, el segundo puede ser pulverizado sobre el pelo después de aplicar algún otro producto, funciona como una capa protectora sobre el pelo que evita que se rice o que se encrespe.