Limpiar la rejilla del horno: 3 métodos infalibles y  eficaces

Limpiar la rejilla del horno: 3 métodos infalibles y  eficaces

Tendencias

Si queda mal,la suciedad se incrusta y será más difícil de retirar

Los trucos de cocina de la abuela que deberías recordar

Redacción

Limpiar las parrillas o rejillas del horno es una de las tareas más azarosas del cuidado de la cocina. Sus finas barras metálicas complican bastante la limpieza, y se necesita mucho tiempo y paciencia para retirar toda la suciedad incrustada. Lo más aconsejable es lavarlas después de cada uso, ya que así la grasa sobrante del cocinado no se secará y será más fácil retirarla con una simple esponja y un poco de jabón neutro. Si no se hace así, el utensilio irá acumulando manchas que luego serán muy difíciles de eliminar.

Lee también

El mejor truco para limpiar el cristal del horno

Redacción

Con quita grasas

Lo primero es encontrar un recipiente grande, como una palangana, y llenarlo de agua caliente con quita grasas o detergente de la ropa. Luego sumerge la parrilla en la mezcla y durante 3 horasdeja actuar. Si no dispones de ningún barreño de la medida que necesitas, puedes usar la bañera.​​Pasado el tiempo, observarás como gran parte de la suciedad ha desaparecido. Si todavía quedan restos, utiliza una esponja o un cepillo para terminar de eliminarlos. Luego limpia la rejilla con agua y jabón neutro, y sécala.

Bicarbonato

Limpiar la rejilla del horno: 3 métodos infalibles y  eficaces

Otro producto con el que puedes conseguir muy buenos resultados es elbicarbonato de sodio, que además es muy útil para la limpieza de otros utensilios y electrodomésticos de la cocina, como las ollas o el microondas.​​Sumerge la rejilla en agua caliente y espolvorea un poco de bicarbonato por encima. Luego deja actuar el mismo tiempo y repasa con jabón y agua para que quede bien brillante. Si no consigues el resultado deseado, repite la operación las veces que haga falta, pero esta vez dejándola en remojo solamente media hora. ​​También puedes impregnar la parrilla con una mezcla de agua y bicarbonato, sin necesidad de sumergirla en agua, pero no es tan efectivo.

Mantequilla o aceite

Para este truco necesitarás que la rejilla del horno todavía esté un poco caliente. Cubre las barras metálicas de mantequilla o aceite, con cuidado de no quemarte, para hidratar las manchas. Deja actuar unos minutos (intenta no pasarte con el tiempo para que la grasa aplicada no se pegue más de la cuenta). Luego frota con un estropajo de metal o con una bola de papel de aluminio, y repasa con una esponja con agua y jabón.

Lee también

Este es el tiempo que dura la salsa de tomate en la nevera una vez abierta

RedacciónRafa Nadal empieza ganando a BerrettiniLa primera cita de Cristiano y Georgina